Thursday, March 15, 2007

Like a virgin

A mi me pasa seguido esto de que se me juntan las cosas para hacer. Soy una gran postergadora, o tal vez simplemente algo colgada. No con todo eh, pero soy muy como de dejar todos los textos de Institucional II para mas adelante porque me parecen un garron tremendo, y claro, para que comerse una garron tremendo si todavia quedan dias. Para que encerrarme a hacer la valija con este sol, para que acostarme ahora si todavia es temprano, para que pagar esta cuenta si todavia no vence. Y asi se me juntan las cosas nomas, y paso cada tanto algun que otro dia electrico de corridas y plazos y asuntos pendientes. Postergando cosas que "tengo que", pero que no pueden competir con otras que "no puedo dejar de". Asi funciono, mejor o peor, pero funciono. Ciclos, como olas, que suben suben suben y de pronto revientan para alejarse despacito y marcha atras, pero solo hasta volver a cargarse y subir y reventar, o quizas no reventar pero descargar esa fuerza para transformarla en otra cosa. Me encuentro escribiendo sobre olas en una ciudad inmensa. Me pregunto cuanta gente nunca habra visto el mar. Me pregunto como reaccionaria yo ante el mar si hoy lo viera por primera vez.
Me di cuenta de que me encantan las primeras veces, asi, en general. Claro, a mi se me vienen a la mente "ciertas" y "variadas" primeras veces. Con "ciertas" me refiero a *ciertas*, y con "variadas" me refiero a *de distintos tipos* (mas que *con* distintos tipos). No exclusivamente sexuales. Eso tambien, si, es parte de mi hermoso archivo de primeras veces, pero no es mas que una de las varias categorias que componen el genero. Y dentro de cada categoria los ejemplos son muchos: Primera vez que dormi en lo de un novio, primera vez que di una clase, primera vez que fui infiel, primera vez que fume, primera vez que me fui de viaje sola, primera vez que cobre un sueldo, primera vez que entre a un quirofano, primera vez que tuve un ipod, primera vez que se caso una amiga, primera vez que chupe una pija, primera vez que tuve un perro, primera vez que me puse un par de anteojos y me di cuenta de que las hojas de los arboles estaban buenas. Aca un pequenio ejemplo, un variadito, una asociacion libre no ordenada cronologicamente, vale aclarar. Y claro, sumale miles de primeras veces de las que ahora no me acuerdo o quizas no se me ocurre contar aca. O se me ocurre no contar aca. El recuerdo de esa sensacion es algo asi como una mezcla de excitacion con expectativas, inocencia, nervios de los buenos -entre los cuales cada tanto se intercalan nervios de los no tan buenos-, liberacion, curiosidad. Sorpresa. A veces alegria, a veces dolor, a veces euforia, a veces decepcion. Ufff, que buena la intensidad de las primeras veces. En algun momento tuve miedo de estar enferma de insatisfaccion, sentia que si por mucho tiempo no tenia esa sensacion de "novedad", me faltaba algo. Hablo en pasado porque no se que escribir sobre el presente. Y al que le de curiosidad que vuelva junio de 2008: quizas haya escrito algo sobre el dia de hoy.

8 Comments:

Blogger mer said...

"Primera vez que me puse un par de anteojos y me di cuenta de que las hojas de los arboles estaban buenas". Ay dios, TOTALMENTE. Yo descubrí la belleza del mundo a los 13 años. Antes estaba ciega y nadie se había dado cuenta, ni yo misma. Fue como un orgasmo.

10:45 AM  
Blogger Nacho AC said...

exactamente igual con los lentes de contacto

jaja!! que loco

un beso

Nacho

1:17 PM  
Blogger Uralita said...

y hablando de postergar.... no se imaginan hace cuanto vengo proponiendome contestar comments! A mi me encantan las cosas que pasan en este espacio del blog... pero estuve un mes de aca para alla y se me iban juntando mas y mas posts sin contestar.... y claro, como ante todo lo que se va agrandando tuve mi tipica reaccion de "bueno, lo hago despues". Finalmenmte, decidi que en vez de emprender un proyecto tan grande (!?), era mas facil empezar por algun post y listo.

asi que, mer y nacho, tal cual.... lo mio fue a los once, nunca me voy a olvidar de ese momento en que volvia a mi casa en el auto con mi mama (en el asiento de atras porque mi madre no me dejo sentarme adelante hasta que tuve exactamente 12) y de repente.... los colores! los detalles de las cosas! y siempre me voy a acordar de lo hermosos que me parecieron los arboles ese dia, en donde cada hojita en realidad tenia un borde y no eran todas parte de ese conglomerado que habia visto toda mi vida. Un verdadero orgasmo visual.

2:42 PM  
Blogger liz said...

Por una extraña razón, caí en tu blog, y no pude dejar de leer.
Que alguien, con visa turista, llega a NY... y se queda. y la vida continúa. Y yo aca, en mi casa, pensando en lo congelada que quedo. Yo quiero, necesito ese cambio. Pero la niña buena, que hace todo como se debe, no se atreve.
Algo me da, me hace querer preguntar, averiguar, lanzarme al vacio de lo que quiero conocer.
Merci pour tout!

3:14 PM  
Blogger taiko-go said...

¡me uno! Yo descubrí la belleza del mundo a los catorce... ¡tantos años privada de la intensidad de los colores, la nitidez de las formas, y la suavidad de los matices! ¡tantos años en borroso! Oh las gafas, que cosa maravillosa.

4:04 PM  
Anonymous sebastian jorge said...

sos muy buena en esto, realmente.

tanto que se me hizo "eso-que-no-se-cómo-describir" entre la panza y los pulmones, tipico de una primera vez de algo.

increible, me dio ganas de llorar de la emocion...

4:45 PM  
Blogger Magic (in Spain) said...

gracias por recordarme el día que ví por primera vez que las flores de la santa rita tenian rayitas y eran casi como hojitas de árbol.
pero mejor todavía fue cuando me quitaron los parches de la operación y comecé a despertarme y ver las vetas del techo de mi habitación sin tener que estirar la mano hacia la mesa de luz. lo recomiendo muy-mucho (aunque durante la operación tenía pánico de quedar como mary ingalls.

ah! y liz: anímese, q la vida es una y yo hice lo mismo q urala, pero con un pasaporte italiano bajo el brazo. y nunca me arrepentí de dejar de ser a good girl.

7:16 AM  
Blogger Uralita said...

liz: mira, yo tambien estuve estancada en mi casa hasta que un buen dia me di cuenta y despues otro mejor dia decidi que queria cambiar muchas cosas de mi vida. Lo que se me ocurre decirte es que ya que estas en la etapa del "darte cuenta" pienses que cosas podrias o querrias que fueran diferentes. Y no hace falta tomarse un avion para eso, te lo aseguro. Podes empezar a preguntar, averiguar, curiosear y todo eso desde donde sea que estes... a veces es mucho menos complicado de lo que parece. Un beso grande.

taiko-go: que increible, creo que esta es una sensacion que todos los que empezamos a usar anteojos de grandes compartimos. Vos lo describiste muy bien: la intensidad de los colores, la nitidez de las formas, la suavidad de los matices... se abre un mundo maravilloso desde el segundo que uno se pone anteojos por primera vez.

sebastian jorge: muchas gracias! que lindo saber que estas palabras le causaron a alguien esa sensacion que tanto me gusta: la de las primeras veces. Me emociono tu comment. Gracias.

magic: yo estoy pensando seriamente en operarme de la vista... pero tambien me persigue la fantasia de Mary Ingalls! Me hiciste reir. Un beso grandote.
pd: que buena la sensacion de no arrepentirse, o de sentir que no se te ocurren caminos mas interesantes que los que elegiste tomar, no?

3:23 PM  

Post a Comment

<< Home