Thursday, May 04, 2006

Big in Japan

Si, una por favor. Si, estudiante.
Ticket en mano, pasa por aca, y de repente una sala llena de imagenes sobre paredes negras, luz rojiza muy bajita and welcome to the museum of sex.
Hoy: "Peeping, probing and porn: Four centuries of graphic sex in Japan".

Una exposicion sobre la aparicion de imagenes sexualmente explicitas en distintos periodos de la cultura japonesa, revelando asi varios aspectos de la sociedad a lo largo de cuatro siglos: relaciones de poder, diferencias sociales, politicas y economicas, el rol del hombre y el rol de la mujer, la explotacion y comercializacion del sexo, la influencia del sexo sobre el arte y la del arte sobre el sexo, claro esta. El sexo como sintesis de la vida, como espejo de la humanidad, como reflejo de quienes somos, como causa y consecuencia y quizas causa nuevamente del existir.
Y existo y solo recien despues pìenso, pero ahi solo existo, en ese momento rodeada de imagenes del siglo XVIII, sorpendentemente mas explicitas de lo que hubiera imaginado para la epoca.
Los "shunga" son dibujos pequeños, esteticamnte complejos y hermosos, que muestran diferentes situaciones sexuales. Y asi, mirando y leyendo, pude ver los distintos tipos de ofertas sexuales del Japon de esa epoca.
Estaban las mujeres de clase mas baja, las streetworkers, tambien conocidas como gatos (ejemplares que luego supimos conesguir exitosamente y al por mayor a nivel local, coronados de gloria vivamos). Despues estaban las "Oiran", ellas eran las mas lindas de todas las "sex girls", y contaban con el poder y la libertad de aceptar o rechazar a sus clientes. Por lo tanto, estar con una oiran era un logro, agregandole adrenalina y erotismo a la cuestion.
Las Geishas, a diferencia de como fueron estereotipadas y popularizadas por la cultura occidental, no eran "sex workers". Tenian una funciion mas bien de entertainers. Compañia. Su servicio complementaba el de las que trabajaban en los burdeles, no competia con el. La geisha era una mujer hermosa, prolija, delicada, con poder de decision sobre su sexulidad. La cultura del consumo obviamente llevo a que si es lo mejor y tengo plata para pagarlo porque no puedo tenerlo, y asi la triste historia de como las preciosas geishas comenzaron a ofrecer sus servicios en burdeles en el SXIX, cambiando para siempre el concepto original.
De los dibujos uno podia inferir muchas cosas: si se trataba de una mujer soltera o infiel (las casadas debian depilarse las cejas), o ver como las mujeres que aparecen en los shunga satisfacian a sus dos hombres simultaneamente: el marido penetrandola y el hijo siendo amamantado.
Algo que era dificil de graficar en el shunga, por caracteristicas del genero, era el sexo oral. A los hombres los hacian con pitos extremadamente inmensos, como simbolo de poder, dinero y virilidad. Las mujers, en cambio, aparecian con sus bocas chiquitas, apretadas, rojas.
Imposible meter esa pija en una boquita de esas, te lo digo.
Asi que hay solo pocas imagenes en que las mujeres aparecen dando timidos besos sobre la cabeza del pito del hombre. Ahora, ningun conflicto grafico con la penetracion y los dedos por todos lados.
Haciendo un fast forward violento, pasamos a pincipios del siglo XX, en donde Tezuka Osam (1928-1989) publica sus dibujos, convirtiendose probablemente en el padre del manga. Comics con graficos muy parecidos a la animacion japonesa actual, con contenido sexual explicito, grafico y verbal. Textos en donde las mujeres piden mas semen, mas penetracion, mucho fuck me hard make me cum.
En ese momento las leyes prohibian que se graficara o revelara el vello pubico, ni en fotos ni en ningun tipo de arte o exhibicion.
Por lo tnto todas las chicas del manga tienen un aspecto preadolescente, nenas sin pelos pero con tetas gigantes pidiendo que les entren por cuanto agujero descubrian en su cuerpo. Esto fue conocido como "Lolicom" (Lolita complex) y llevo a la fanatizacion y deseo por cuerpos jovenes, a la explotacion de esta imagen de nena y mujer. Hay historias de gente obsesionada con el tema, como Tsusomin Miyazaki, asesino serial de mujeres peadolescentes con estas carcteristicas.
Mas adelante surge el anime, que tiene las mismas caracteristicas esteticas que el manga pero se trata, como su nombre lo indica, de animacion. Los medios son similares en varios aspectos, pero la gran diferencia es como el espectador puede relacionarse ahora con lo que observa. Los dibujos se reorientan para corresponderse con el punto de vista del espectador, primerisimos primeros planos casi como si fueramos parte de la escena. Personalmente recomiendo el anime para todo aquel que nunca lo vio, es un genero alucinante. De los actuales y ya que hablamos de peeping, probing and porn, lo que me gusta es Sakura Mail, en donde la joven Urara (cualquier parecido con el nombre de quien escribe es pura coincidencia), estudiante secundaria con uniforme corto, mochila y medias caidas se enamora perdidamente de Toma Chan, su primo mayor que estaba en Tokio tratando de ingresar a la universidad. Asi la tension entre ellos en la casa, los juegos de strip poker, las escenas hot. Es increible lo que puede lograr alguien con solo saber escribir y dibujar. Muy recomendable.

Y el segundo piso del museo se los cuento otro dia.

4 Comments:

Blogger UnHombre said...

que buen tema. que buen disco.

el anime y manga, interesante. es como ir al museo de donde estes, gratis. gracias.

6:32 PM  
Blogger Yo said...

Ta re bueno el tema.

:)

6:57 PM  
Blogger Uralita said...

Me alegra que les haya gustado el tour virtual.
Besos!

11:57 PM  
Blogger Lord_Naraku said...

buen tema, me gusto, tu blog

12:31 AM  

Post a Comment

<< Home