Thursday, August 31, 2006

What a feeling

Yo te juro -pero te juro- que con tantas millas encima pense que esto ya no me pasaba. Hace siglos no tenia esta sensacion. Eso de estar en tu casa y que te visiten amigos y de repente uno te haga poner nerviosa, pero nerviosa de no poder tomar el cafe en paz, de no poder mirarlo a los ojos, nerviosa de que te tiembla la boca como una pelotuda, como si de repente tuvieras electricidad en los labios, nerviosa de sentir como te pones colorada, de como te aceleras con cada mirada o roce, nerviosa de encender un pucho con el que te acabas de fumar y estas apagando, en fin, nerviosa como pensaste que a esta altura ya no te podias poner. Te juro que estuve temblando por dos horas, con un nudo en la panza y el corazon a mil.

Buenisimo.

5 Comments:

Anonymous Meursault said...

Que bueno que esta aprender a disfrutar de las sensasiones que, en teoría, deberían ser desagradables.

1:54 PM  
Blogger Peluxx Hangover Cardonexx said...

Yo creo que te puso droga en la bebida.

2:26 PM  
Blogger Ma®ia said...

Es bueno pensar que ciertas sensaciones "se disfrutan", pero la teoria de la droga en la bebida me encanto!!!!!!

2:48 PM  
Blogger Almirante Margarito said...

ah, ese momento en que le vida pasa con las tetas al aire, diría Hernandez.

4:30 PM  
Blogger Uralita said...

meursault: si, son esas sensaciones que no son las "tipicas" de placer, pero te dan placer igual. Como la sensacion de la caida, en algunos puentes, o en los pozos de aire en el avion. Esa cosita en la panza. Bueno, y tantas otras. Como esta, ponele.

peluxx: somebody, put something, somebody put something in my drink!

maria: si, me encanta disfutar de estos nervios, los nervios de tener a alguien absolutamente increible a dos tazas de distancia.

almirante: me encanto. Algo asi, te juro que algo asi.

1:57 PM  

Post a Comment

<< Home