Thursday, July 19, 2007

Globalizacion

Estaba en lo de mi amiga Julie, jugando con un piolincito que encontre por ahi, y de repente lo ate de los dos extremos y me lo enrolle en las manos para jugar al "hilito". Para mi sorpresa, mi amiga, que es de California, sabia perfecto lo que tenia que hacer. De golpe estabamos jugando al hilito, teorizando sobre los juegos de la infancia, preguntandonos como es posible que estos juegos nos hayan llegado en extremos opuestos del continente.

Un flash.

1 Comments:

Blogger Magdalena said...

Me paso lo mismo, mismo con un Australiano (mi sorpresa frente al género fue aún mayor), cuando viajábamos por alguna ciudad.

11:48 AM  

Post a Comment

<< Home