Monday, August 27, 2007

Revelaciones

Mi mama se fue a Machu Picchu con otras siete amigas. "Las chicas", como dice ella. Ayer hablamos y me emocione al escuchar sus historias. Me contaba sobre una sensacion nueva, algo que nunca habia sentido antes en su vida. De estar sentada mirando las ruinas y sintiendo felicidad plena. No es que nunca antes se hubiera sentido plenamente feliz, pero habia algo diferente en esta sensacion. Mezcla de paz, felicidad, amor por la vida y por el mundo, amor por la historia y los lugares hermosos, amor por la naturaleza, por el aire, por el viento. Plenitud. Y ahi estaba, sentada, contemplando tanta maravilla, pensando en mi papa, en mis hermanas y en mi, preguntandose como iba a hacer para contarnos lo que estaba viendo, lo que estaba viviendo.

Creo que la primera vez que tuve esa sensacion fue en Guatemala, en mi primer viaje de mochilera. Tenia 19 anios. Me acuerdo de estar emocionada de tanta libertad. De sentir libertad en la mente, tranquilidad, muchisima paz. De sentirme despierta, fascinada, llena de vida. Todo era genial hasta que llegaba el final. La vuelta de los primeros viajes era siempre terrible: se desataban las peores crisis, mi vida se tornaba un caos y durante algunos anios vivi aniorando el viaje anterior y planeando el siguiente. El anio lectivo no era mas que el tiempo que habia que esperar entre viaje y viaje. Y cuando llegaba el verano, mochila al hombro, partia otra vez. Asi pasaron dias y meses en Brasil, Guatemala, Mexico, Costa Rica, Cuba, norte y sur de Argentina. Y yo encontraba, ahi, la oportunidad de desacelerarme, de conectarme con otras cosas, de respirar profundo, dormir en paz y despertarme en calma. Con el tiempo decidi que no podia vivir asi, con dos o tres meses de felicidad por anio, y bueno, esa es otra historia que creo que ya fui contando en miles de cuotas. Pero se que hay algo que aprendi en esos viajes y quizas no hubiera descubierto de alguna otra manera.
Me pasa algo tremendo cuando estoy en lugares en donde todavia queda en pie tanto de alguna civilizacion antigua. Hay una energia especial en el aire. No se, crecer en una ciudad como Buenos Aires, ser parte de un un pais que tiene tan poco respeto por la cultura aborigen, que no se interesa por su pasado, que no se ocupa de ninguna comunidad en el presente, y de repente ir a ciertos lugares como Tikal, Palenque, Teotihuacan te sacude, es como que te tiembla todo el cuerpo. Para mi fue una verdadera revelacion, revolucion, se abrio una puerta que me permitio ver y entender miles de cosas bajo una nueva luz. Hay algo en ese tipo de viajes, en los que te desconectas de la tecnologia, de ciertas comodidades, de varios aspectos u objetos o elementos o incluso visiones que hacen a la vida cotidiana y el cerebro entra en otro estado. Porque si, podes viajar a Nueva York, o a Paris, o a Santiago de Chile si tenes ganas, y comparto que es absolutamente fascinante pero es otra experiencia. Cuando visitas algunos pueblos el tiempo es diferente, la luz, el aire, todo esta envuelto en esta especie de aura, un halo magico que te conecta con el entorno y con vos mismo en otra frecuencia.

Yo se que que con este viaje a mi mama se le estan abriendo nuevos mundos. Y la idea de ocho mujeres de cincuentipico viajando asi, la imagen de ocho amigas compartiendo semejante sacudida, me llena de esperanza y me parece absolutamente genial.

6 Comments:

Blogger mer said...

Qué lindo.
Palenque es Palenque de San Basilio en Colombia? Muero por ir ahí.

1:30 PM  
Anonymous Chili soup said...

Qué grande tu mamá!!!

No me había puesto a pensarlo de esa manera pero creo que tenés razón. Viajar a esos rincones del planeta es maravilloso. Aprendés a ver la vida desde otra perspectiva.

2:24 PM  
Blogger Jane said...

me siento muy identificada con todo lo que contás, sobre todo porque este año fue así, tal cual. volví del sur (me fui un mes a un parque nacional) y lloré como una hija de puta. y los días acá pasan como si nada, porque ya tengo en vista el viaje de mochila que voy a hacer en el verano, ya empecé a planificar mis vacaciones del año que viene desde el momento en el que puse un pie en retiro después de tanto viaje.

creo que no se puede vivir asi, pero por ahora, a mis casi 18 años garpa bastante.

un saludisimo, me encanta leerte

9:48 PM  
Blogger venusina said...

Ura, coincido plenamente con lo que decís sobre que es "otro tipo de viaje". Son los viajes en los que me encuentro un poco conmigo misma, en lugares donde el despojo es necesario, habitual y liberador.
Yo sigo queriendo conocer las ruinas de Machu Picchu. Un día iré, espero.

8:07 AM  
Blogger Rochies said...

ESA ESPECIE DE aura, ESE halo magico que NOS conecta con el entorno y con NOSOTROS mismos en otra frecuencia, es lo que nos devuelve la energía para poder encarar la rutina sin tanto agobio.
Lo malo es cuando se vive solo durante ese período, que OBVIAMENTE NO ES SU CASO, Urala.

9:46 AM  
Blogger Uralita said...

mer: palenque es en chiapas, mexico. A Colombia todavia no fui, pero muero de ganas! Mi hermana menor acaba de volver de ahi y me motivo mas todavia. El mundo es tan grande! Y yo quieor ir a todos lados. Veremos.

chili: una genia mi mama, no? me emociono. Y si, viajar asi es maravilloso.

jane: claro que te entiendo! y, casi 18, dijiste? Bien por vos, querida, que arrancaste a viajar temprano! Viajar asi es lo mejor que hay. En mi experiencia me paso que despues de unos anios de vivir asi no me banque el contraste de lo que sentia en el verano y lo que me pasaba durante el anio, entonces entendi que algo tenia que cambiar. Quizas asi fue como me embarque en este viaje-vida que ya lleva tres anios. Pero hay miles de formas, una bastante sana y sensata seria elegir actividades que nos copen durante el anio en ves de tener una rutina miserable y contar los dias hasta las proximas vacaciones. Suerte con tu proceso, y disfruta de los viajes! Saludisimo para vos.

venusina: esos viajes son lo mejor, uno se encuentra con la mejor version de uno mismo. Ay si, Machu Picchu! Yo tambien sigo con ganas de ir. Algun dia.

rochies: que lindo lo que decis. Y, es cierto, ya no es mi caso, pero lo fue durante varios anios. No me bancaba las vueltas, me llevo un tiempito descubrir que era una estupidez vivir asi y que la clave estaba en armarse una vida placentera todo el anio. Y eso es, exactamente, lo que hice.

12:32 PM  

Post a Comment

<< Home