Thursday, July 23, 2009

Descarriada

Cuando me mude a Nueva York tenia unos ocho kilos de mas, un cuadro de acne gravisimo y aparatos fijos, arriba y abajo.
En esos primeros meses, entre la soledad, el anonimato, el frio y las excusas que se te ocurran, le he dado carinio a un par de especimenes que para que te voy a contar. Claro que despues de la descripcion que hice de mi misma, atinadisima por cierto, queda clarisimo que si alguno de estos buenos muchachos tiene un blog podria utilzar adjetivos calificativos no demasiado alentadores hacia mi persona. 

En fin, algunas historias duraban lo que la luz del boliche apagada, pero un par de hombres pasaban la primera vuelta y veian que detras de ese rostro adolescente y la ferreteria bucal se escondia una chica somewhat cool.

Ahora, tengo una lista bastante extensa de olvidables. A continuacion,  algunos casos de estudio:

-Un libanes que me doblaba en edad, esteril (or so he wanted me to believe), casado (esto salio a la luz en la cuarta cita, y me explico que "it was just business"), que me regalo un bong de -valor estimado- 500 dolares cuando me instale en mi depto, que no me dejaba dejarle mensajes en el contestador (just business, you say?) y a quien deje de ver cuando en una misma cita me dijo que si lo seguia viendo iba a estar en peligro (cosa que me habia dicho en el pasado), que era asesino a sueldo (y despues me dijo: chiste nena, como me vas a creer una cosa asi?) y, cuando le sugeri que fueramos a dar una vuelta, me dijo "che, nos robamos algo de algun lado?". Hacia un frio de cagarse, tomabamos cafe en la plaza, y supe que esa era la ultima vez que nos veiamos. Y no, no nos robamos nada. No es lo mio, chicos.
- Un colombiano que estaria muy solo en esta vida porque me persiguio durante un mes y yo, aunque incogible, prefiero estar sola que asfixiada. Tuve que salir por la puerta de emergencia del taller mas de una vez al grito de auxilio o mensaje de texto amigo de "tu colombianito va por el tercer pucho en la puerta"
- Un yanqui que la primera noche quiso subir a mi casa para testear nuestra "sleep compatibility" y le dije que no. Bien por mi, porque detras de ese aspecto tierno se escondia un psicopata total. Un dia, a la tarde, fui a la casa porque me dijo que estaba enfermo y queria que le llevara algo de comer, y yo, ovejita inocente (o pelotuda, o caliente, o pelotuda caliente) fui y te la hago leve porque la historia no es para nada divertida, pero digamos que un tecnico de Time Warner me salvo la vida... en un momento de alto riesgo vino a instalarle cable y el tipo me escondio y yo logre manotear mis cosas y escaparme corriendo cual heroina de pelicula de accion. 

Esto es solo una pequenia muestra de lo estupido y poco selectivo que un ser humano con las hormonas disparadas puede llegar a hacer.

A veces pienso en las muchisimas historias que me podian haber salido para el orto y no lo puedo creer. Creo que esta buenisimo no ser cagona y mandarse a lo que salga, pero venga, mujer, un poquito de cabeza. 

Nota mental: los kilos de mas, los granos, las arrugas, los aparatos o la mar-en-coche no son motivo para estos pequenios actos suicidas. Si no queres salir, no salgas, no te voy a decir que estas esplendida si te sentis un engendro. Pero haceme caso, agarra el telefono, llama a una amiga, o al delivery de helado, o chatea hasta las 5 de la maniana si te place. Pero nunca, nunca mas pelotudeces tales. Para mi y para todas las compas.

Labels:

12 Comments:

Anonymous Anonymous said...

dios si habre conocido gente rara en usa jajajja
saluditos
lectora
desde cancun

6:39 PM  
Blogger Alicia Seminara said...

Sabés, yo también he tenido my fair share of stories, y a veces pienso igual que vos, de las que me salvé y creo que es porque ante todo, hemos confiado en el instinto. No el de calentura sino el de supervivencia.

7:14 PM  
Anonymous Penny said...

Yo tuve últimamente:
*un chongo psycho que me quería endar los ojos la primera vez que tuvimos sexo y a quien, apenas me liberé, borré y bloqueé de msn (y bloqueé para que nunca jamás me encuentre en facebook).

*un argentino que por momentos fingía acento y léxico centroamericanos (?) y que me abrazaba en la noche pidiéndome que le jurara volvernos a ver (cosa que no pasó, después de esa vez). Me mandó un sms un día para invitarme a tomar una cerveza, le dije que estaba ocupada y me contestó "Vos te la perdés, no yo, nenita" - doble(?)-

*un chico lindo, centrado, copado e inteligente que estoy arrepentida de haber perdido y que debe pensar que soy una loca psicópata porque cada tanto se me suelta la cadena y le mando un mail lleno de disculpas y lamentos.

En fin, yo tampoco zafo.
Besotes Urala, y nunca más!

8:13 PM  
Anonymous P/V said...

BTW, soy vebu bajo una nueva identidad blogger. ja!
Penny

8:14 PM  
Blogger Nandez said...

Desopilante el relato, me hiciste reir !

Andrea
desde Bs. As.

2:21 PM  
Blogger GC es un grande said...

...yo una vez me tome un remise tardisimo a la noce...llovia... y me fui sola a la casa de un pibe que vivia cerca de ruta 8 en san martin...lo habia visto solo una noche en "ave porco"...juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

5:25 PM  
Anonymous Anonymous said...

lo peor es que yo lo sigo haciendo, es compulsion a buscar que?

6:23 PM  
Anonymous Montse said...

Hace tiempo que esperaba un post como éste.
La cantidad de gente rara que te puedes encontrar en una ciudad tan enorme y como salir de situaciones comprometidas.
Yo he tenido alguna que otra experiencia desagradable y eso me ha hecho ser miedosa, cosa que detesto, pero que me cuesta mucho cambiar.

7:40 PM  
Blogger majo-ono said...

pasar x tantos especimenes peculiares , hace que una valla afilando la punteria y cuando llega ¨la persona¨ una dia.... ayyy x finnnnn esto es lo queyo queria!!! Los tropiezos anteriores se ven hasta graciosos a la distancia, es parate de la experiencia hombreriega, palabra que me encanta en oposicion de mujeriego. Me encanta tu blog, un beso!

8:51 AM  
Blogger Uralita said...

lectora: freak show! entretenidisimo igual, no me digas que no. Ahora quiero una de tus historias :)

alicia seminara: ese es el que me mantiene vivita y coleando, te juro. Pero que una se mete en cada cosa, que pfff.

penny/vebu: (me va a costar esta transicion nena, son anios!) jajjaja, geniales tus historias. Pero geniales.La mejor la del falso acento, pero mira que hay aparatos sueltos!

nandez: que hermoso tu blog!!! tu arte!!!! wow, quede encantada.

gc: ave porco.... juaaaaa, me trajiste mil flashes en un segundo. Uf, de las mias, si me habere ido a casas en la loma del orto como una desquiciada! la clave era llamar a una amiga y decir: si maniana tipo 1 no te llame, empiecen a buscarme.

anonima: mira a quien le preguntas! te diria que no tengo la mas puta idea de lo que se busca, pero de lo que se encuentra puedo escribirte quince tomos, y si queres podes colaborar.

montse: hay que encontrar el equilibrio entre animarse a las cosas y no ser una descerebrada total. Lo mismo con ser precavido y ser miedoso. Y si, es dificil a veces, pero que de historias que vamos juntando.

majo-ono: me gusto lo de hombreriega! fui de las peorcitas por mucho tiempo! (no me retire, pero estoy en una etapa de amor exclusivo que me sienta bastante mejor de lo que habia imaginado).

10:41 AM  
Blogger Maggie said...

ah, no, quién no ha pasado por esa época. Lo mejor que queda de ella es reírse al ver fotos viejas o rememorar viejas andanzas.

Yo Opino (porque tengo opinión para todo) que hay que juntar muchas de esas historias, para tener siempre material a mano para reírse con las amigas. Ojo ojo ojo, siempre cuidando un poco la seguridad personal, pero tampoco hay que ir de temerosa por la vida, porque así no se vive nada, excepto qué se yo, un blazer de Paula, más seguro y aburrido, imposible.

Beso,

2:08 AM  
Blogger Julia said...

Yo tambien tengo muchas (muchas) historias que casi no cuento. Por suerte sobreviví y conocí a la otra parte de mí. Saludos! Y por la mujer que se es!

11:34 AM  

Post a Comment

<< Home