Tuesday, January 23, 2007

Al don pirulero

Cada cual, cada cual
atiende su juego

Cuando yo era chica y jugabamos al elastico siempre me ofrecia para ir adentro. Todos pensaban que yo era re buena o re generosa o re boluda, lo que quieras: la triste verdad es que era chotisima saltando al elastico. Es increible la cantidad de pensamientos y autoevaluaciones o juicios que haces en la infancia mientras estas jugando a algo en lo que sabes que sos malo. En algunos juegos, desarrollas estrategias: en el quemado, por ejemplo, yo sabia que no podia jugar a ganar, sino que tenia que jugar a no perder. Y a veces, si eras muy buena no perdiendo, quizas ganabas y todo. Nunca era de las canecheritas que iban a joder a la mancha tipo "ole, oleee". Ni en pedo, era un suicidio. Lo mio era el perfil bajo, entonces rara vez ganaba pero al menos no era la primera en perder. Ahora, habia juegos en los que estabas mucho mas expuesto. La soga, por ejemplo: si no sabias "entrar" era un bajon, tenias que pararte ahi al ladito de la soga y empezaban a dar. Entonces ya largabas sintiendote una boluda desde el vamos, y a veces hasta te enredabas en la soga. Un papelon.
El sistema de los capitanes era detestable. Nombraban a dos, y esos dos armaban sus equipos, eligiendo a sus miebros uno por uno. Odiaba la humillacion de ser la ultima en ser elegida por correr despacio o por ser una colgada de esas que siempre reciben un pelotazo en el medio de la jeta por estar pensando vaya uno a saber en que.
Lo peor de la primaria era el juego de las prendas. Un dia cometi el terrible error de faltar y no pude hacer nada para evitarlo: cuando volvi, el juego estaba instaladisimo. Alguien gritaba, por ejemplo "todos a la reja verde", entonces el ultimo en llegar a la reja verde tenia que hacer una prenda. Ir a pedirle un pico a un chico de 7mo, ponele. Bastante pesadito para una pulguita de 4to.
Ahora en todos los otros juegos, yo era la mas activa del mundo. Creo que me desquitaba por la bronca de no poder participar de los juegos *de correr* como me gustaria, o de padecerlos, casi odiarlos. Entonces, cuando se trataba de inventar algo, actuar, disfrazarse, hacer canciones, armar, escribir, hacer experimentos, cocinar, tengo el recuerdo de haber dado unas cuantas ordenes. Es mas, me la pasaba inventando juegos y convenciendo a los demas para que jugaran. Una mandonita, segun mi recuerdo.
Mi mama dice que no era mandona. Solo un poquito organizadora.
Me encantaba jugar. Sola, con mujeres, con varones, con grandes, con chicos. Solo me costaba aceptar que, en algunos juegos, era siempre la peor.
Me pregunto si los chicos que no se podian inventar un puto juego habran sufrido lo que yo sufria al no poder meter un puto gol.

6 Comments:

Anonymous lilixgirl said...

que buenas estas remembranzas infantiles...me encantó leerte

8:20 PM  
Blogger merota said...

ahhhh! yo era igual uralita!! me acuerdo perfecto de lo del elastico! sufria. pero dp en los concursos de baile y teatro: VENDETTA!

4:53 PM  
Blogger Cronopio said...

Yo padecía los deportes grupales, era incapaz de pedir la pelota en handball, o lo que fuera.
Además, siempre medí por lo menos 10 cm menos que el resto...nadie me tenía en cuenta....

1:45 PM  
Blogger Cafe Solo said...

Me encanta uralita y te aplaudo por haberte animado a crear tus porpias reglas del juego...eso precisamente es atender a las reglas del juego...
saludos

12:37 PM  
Blogger Autor said...

¡Tu historia es desopilante! No paro de reírme porque yo era igual de chiquito.

1:15 PM  
Blogger mumy de neuquen said...

:)Me hiciste volver al patio del cole, a la vereda del barrio y a un cielo bello con perfumes de infancia, soles, nubes, brisas... Desde neuquen un saludo http://mumydeneuquen.blogspot.com

10:32 AM  

Post a Comment

<< Home