Saturday, December 20, 2008

Are you gonna follow your soul?

(or just the style of the day?)

Siempre me mato la idea de que no existe ningun video de mi infancia. Fotos, miles, preciosas. Cuentos, dibujos, cartas: millones. Tengo muchas formas de volver a la niña que fui. Pero hay dias en los que me quiero ver. Quiero ver como me movia, como hablaba. Como sonreia en movimiento. Como miraba. Existe un cassette en el que hablo con mis papas y juego y es una de mis posesiones materiales mas preciadas. Uno de los pocos objetos que estaban en mi "caja de emergencia", una caja que guarde durante muchos años abajo de mi cama, porque me atormentaba la idea de un posible incendio y perdida. Ahi, en una caja de carton, lista para correr conmigo: cinco fotos clave, un cuento, un broche que me dio mi abuela, y el cassette.

Creo que pienso por lo menos una vez al dia en mi infancia. Por lo menos. Tengo muchas preguntas y siento que ahi encontraria respuestas. Y es un archivo perdido, irrecuperable.
Me pregunto si tendre una especie de obsesion con la infancia, que hay de mi ahi que hace que este tan presente en mi vida adulta.

Ayer soñe que iba a un acto de la primaria. Vi un millon de caras que no sabia que recordaba: caras de padres, de compañeros, de alumnos de otros grados, de profesores. Me sorprende como la mente archiva informacion sin que tengamos control alguno.

El acto era en el patio, y era una especie de retrospectiva de la historia del colegio. Todo estaba organizado con un tecnologia medio futurista: habian preparado una pelicula en 3d, o mas como hologramas, con imagenes del pasado.

En un momento aparezco yo, de unos ocho años, bailando con mi mama, que tenia un outfit ochentoso increible. Y me vi, con el uniforme desprolijo y los zapatos ortopedicos, con la colita enrulada medio para el costado y bien concentrada tratando de coordinar la coreografia. Y me vi en movimiento, y me vi sonreir. Y al final del acto, paso algo magico: me aceque al holograma de mi y le hable. Y me contesto. Y le pregunte que queria ser cuando sea grande. Y me dijo que queria pintar. Y le pregunte por que. Y me dijo que porque si. Y le pregunte por que le gustaba pintar. Y me dijo que porque la ponia mas contenta que ninguna otra cosa. Y sonrei. Y se rio. Y la abrace. Y me abrazo. Y me puse a llorar. Y me desperte.

Labels:

5 Comments:

Blogger marina k said...

es tan tan tan lindo encontrar eso que a uno lo hace más feliz que ninguna otra cosa,
es un you know, es un no hay duda.

besos!

2:07 PM  
Blogger LU said...

Super identificada contigo =).

11:15 AM  
Blogger q said...

Uralix, me encantan tus posts. Tenés una capacidad de hacernos sentir lo mismo que sentiste que es brutal. Sos muy gráfica.

En otro orden de cosas, quiero el mp3 de Dan Bern, "Soul" (Are you gonna follow your soul?), y no lo puedo bajar de ningún lado... ¿Me ayudás?

12:06 PM  
Blogger Uralita said...

q: pasame tu mail, soy mailisima para explicar estas cosas, pero te averiguo de donde te podes bajar el cd completo si queres. Es muy bueno.

escribime a parauralita@yahoo.com.ar

besos!!!

2:05 AM  
Blogger Essex said...

No manches, el final lo encontré endiabladamente fascinante.

5:22 PM  

Post a Comment

<< Home